«El emprendimiento y la innovación deben estar en el ADN de las empresas»

Los datos demuestran que las compañías que colaboran con los centros tecnológicos son un 7% más productivas

Entrevista a Gonzalo Belenguer, director de REDIT

Eduardo Enric

València es una de las candidatas al premio Capital Europea de la Innovación 2022, cuyo objetivo principal es reconocer aquellas ciudades que hacen más para promover la innovación dentro de sus comunidades y así mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos.

– ¿Qué es una ciudad innovadora?

Una ciudad innovadora es la que estratégicamente trabaja para poner la calidad de vida de los ciudadanos en el centro a través de la I+D+i. Para ello, es necesario que tanto las administraciones, como el sector privado, los agentes y los ciudadanos hagamos una apuesta a largo plazo para trabajar por una sociedad más inclusiva, justa y respetuosa con el medio ambiente, donde el centro sea el ciudadano y el respeto por nuestro planeta, en el marco del espíritu de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (2015-2030), impulsados por Naciones Unidas. Para conseguir esto, las ciudades se enfrentan a numerosos desafíos como la mejora de la conectividad, que va a revolucionar la forma de entender las propias organizaciones y la relación con clientes, proveedores y competencia o de la movilidad, que integrará la información del entorno en un transporte dotado de inteligencia y cada vez menos dependiente de los combustibles fósiles. Para lograr estos avances, la apuesta por la innovación y la tecnología será la palanca fundamental de cambio.

¿Las empresas valencianas apuestan por la innovación?

Podemos decir que sí, aunque aún hay mucho camino por recorrer. Casi 16.000 empresas de todo el territorio trabajaron con nuestros institutos tecnológicos en 2021. Cada vez hay más consciencia de la importancia de la innovación en las pymes y micropymes pero tenemos también algunas cuestiones que juegan en nuestra contra como que en nuestra región es más difícil innovar que en otras, ya que nuestras empresas son más pequeñas que la media nacional y están más sectorizadas y disgregadas en el territorio. Sin embargo, en REDIT estamos convencidos de que la apuesta por la innovación es una de las palancas más importantes para que las empresas puedan mantener su competitividad en el tiempo. De hecho, hemos elaborado muchos estudios que demuestran esto. Por ejemplo, uno que realizamos en colaboración con la Universidad Complutense demuestra que las empresas que colaboran con los centros son un 7% más productivas respecto a las que no lo hacen, y exportan un 25% más fuera de la Unión Europea. Los datos hablan por sí solos.

En los próximos años, las ciudades se enfrentan a un proceso de adaptación a las nuevas necesidades que priorizará la sostenibilidad. ¿Cuál es el papel del tejido productivo dentro de este proceso transformados en las ciudades?

La Unión Europea está vertebrando su estrategia económica poniendo al medio ambiente como hilo conductor y València no puede perder esta oportunidad. Las empresas también tienen que pensar en clave social y medioambiental, ya que en este campo tenemos una oportunidad de despuntar a nivel mundial. También es muy importante la concienciación medioambiental de la sociedad, así como la colaboración público-privada.

En nuestra Comunitat hay una firme apuesta por el desarrollo de una economía sostenible y respetuosa del medio ambiente, respaldada por las numerosas empresas tanto del sector de energías renovables, como de sectores manufactureros que apuestan por una fabricación más eficiente y por el uso de materiales sostenibles. Además, gracias a la acción de IVACE se van a financiar y promover tecnologías muy cercanas al mercado, cuestión que beneficia a nuestro tejido industrial.  De nuevo, la tecnología será la gran aliada en esta batalla. Los centros tecnológicos tenemos un papel fundamental. Muchos de los proyectos que llevan a cabo nuestros centros tienen que ver con el reciclado, la valorización de recursos, la economía circular o el ecodiseño. También me gustaría destacar que en el Programa LIFE, la mayor iniciativa europea en el entorno medioambiental, los centros tecnológicos de REDIT son líderes.

– La UE señala la movilidad sostenible como uno de los puntos fundamentales para avanzar hacia las ciudades sostenibles y saludables; en este sentido, se ha marcado el objetivo de reducir un 90% las emisiones del transporte para 2050. ¿Cómo debe ser la nueva movilidad y en qué punto estamos para lograrlo?

Las ciudades de todo el mundo se enfrentan a múltiples retos. Algunos de los más acuciantes tienen que ver con la movilidad sostenible. El aumento del coste de los carburantes, una legislación cada vez más restrictiva y las nuevas tendencias sociales están revolucionando este sector impulsándolo a ser más responsable, sostenible e inclusivo. En esta línea, la Comisión Europea se ha fijado como objetivo ponerse a la vanguardia a nivel mundial en la transición hacia una economía neutra en carbono. El Pacto Verde aprobado en Bruselas define cuatro elementos críticos para la movilidad sostenible y la industria del automóvil: la neutralidad climática, la contaminación cero en Europa, el transporte sostenible y la transición a una economía circular. Además, y efectivamente, exige una reducción del 90% en las emisiones del transporte para 2050. Al hilo de esas grandes tendencias, tanto el sector público como el privado se están transformando para articular un nuevo ecosistema de provisión de movilidad, en el que muchos aspectos de la relación pasarán de regirse por criterios de producción a hacerlo por otros de servicio.

– Los institutos tecnológicos que integran Redit destacan por su aplicación de la I+D+I. ¿En qué sentido puede contribuir esta tecnología a mejorar la movilidad dentro de las ciudades?

Los institutos tecnológicos estamos trabajando en numerosas soluciones que ayudarán a mejorar la movilidad urbana y que se relacionan, por ejemplo, con el almacenamiento energético, las energías renovables, la economía circular, el ahorro y la eficiencia energética, materiales más ligeros, impresión 3D y seguridad y mejora de la experiencia del usuario. Los recientes anuncios de la construcción de la planta Volkswagen, en Sagunto, y de la consolidación del proyecto de Ford en Almussafes junto con la apuesta por la I+D+i tanto privada como pública vendrán también a reforzar nuestro sector automoción y a los cientos de industrias auxiliares que pivotan a su alrededor. De hecho, vamos a afianzar nuestra línea de trabajo en este sector.

– ¿Cómo de importante es fomentar un ecosistema emprendedor fuerte para avanzar en este sentido?

Es importantísimo, ya que el emprendimiento y la innovación deben estar en el ADN de las empresas para conseguir la sociedad y las ciudades que queremos. En la Comunitat Valenciana contamos con un sistema que goza de muy buena salud con multitud de agentes entre los que destacan universidades referentes a nivel nacional e internacional, empresas con muchas décadas de experiencia y también startups punteras en nuestros principales sectores productivos. A todo esto, se suma la presencia de 11 centros tecnológicos que están a pie de fábrica pero también cubren las tecnologías multisectoriales y que cuentan con importantes infraestructuras tecnológicas lo que hace que seamos un excelente soporte para las empresas del sector.

30 de septiembre – València, aspirante a Capital Europea de la Innovación

Agenda del evento

Inscripción al evento

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
X
X
X