‘Buscamos mejorar la vida de las personas con nuestra actividad’

Col·lab apuesta por iniciativas que generen un impacto positivo en la calidad de vida de las personas
Marta Chillarón, directora de Las Naves.

Marta Chillarón, directora de Las Naves.

El centro de innovación Las Naves forma parte del Mapa de Entidades y Servicios al Emprendimiento de la Comunitat Valenciana, promovido por la Consellería de Economía.

Col·lab defiende el reto de ser un agente estratégico clave del ecosistema emprendedor valenciano. ¿Cuáles son sus fortalezas?

Col·lab es la primera aceleradora pública de emprendimiento de la ciudad de València, dentro del centro de innovación Las Naves del Ayuntamiento de València. Además, en Col·lab no se hace cualquier tipo de emprendimiento, sino aquel emprendimiento innovador que puede tener un triple impacto en el entorno

Por supuesto que los proyectos deben ser sostenibles económicamente, pero apostamos por proyectos que desde su origen y ADN también tienen un impacto social y medioambiental. Es decir, queremos impulsar iniciativas que generen un impacto positivo en la calidad de vida de las personas o del medio ambiente. Solo así podemos conseguir una mejor ciudad, y que València sea más saludable, sostenible, compartida y emprendedora como nos marca la estrategia de innovación de la ciudad: Missions València 2030

¿Y sin ningún coste para las startups que participan?

Efectivamente, esa también es otra de nuestras de fortalezas de la aceleradora pública. Formar parte de Col·lab no tiene ningún coste para las personas participantes y es equity free. Es decir, no tomamos parte del capital social de nuestras aceleradas.

Col·lab ha impulsado más de 50 startups en los dos últimos años. ¿Cuáles son los criterios predominantes de elección?

Los criterios fundamentales es que tengan un componente innovador claro o que tengan un impacto social o medioambiental relevante. La selección de las startups que participan en Col·lab se realiza a través de convocatorias abiertas, que se suelen abrir a mediados de abril y a principios de septiembre todos los años. Dos convocatorias en las que entran de 12 a 15 startups. 

No obstante, también tenemos una vía de entrada directa para el equipo ganador de nuestro Hackathon de innovación social y urbana Col·lab Weekend, que se celebra cada septiembre, y una plaza reservada para aquellas entidades beneficiarias de las subvenciones anuales a proyectos de innovación del Ayuntamiento de Valencia que también supongan una idea de impacto de estas características y desarrollarla a través de un emprendimiento.

La próxima jornada del ciclo i-Talks hace referencia al emprendimiento de triple impacto. ¿Cómo vertebra la actuación de Las Naves?

El triple impacto que buscamos en el emprendimiento podemos decir que vertebra y es extensible a la mayoría de proyectos y actividades que llevamos a cabo en Las Naves. Nosotros somos un centro de innovación social. Con nuestra actividad y las innovaciones que probamos y prototipamos, buscamos mejorar la vida de las personas, y eso significa esforzarnos en encontrar nuevas soluciones que terminen impactando en la vida de vecinas y vecinos de València. 

Innovaciones a través de la mejora, creación, modificación o combinación de productos, procesos o servicios que reviertan en una ciudad saludable que priorice la salud en todas sus actuaciones y se comprometa con ella; que vivan en una ciudad sostenible donde gocen de dignidad y calidad, sin poner en riesgo los recursos existentes y teniendo en cuenta las generaciones futuras; que compartan una ciudad más cuidadora, inclusiva y equitativa que avance en la cobertura universal de los derechos civiles y políticos; y por último que disfruten de una ciudad próspera mediante el fortalecimiento de su tejido productivo, emprendedor y social con especial focalización en procesos intensivos de digitalización. Con este objetivo, todos nuestros proyectos de innovación van encaminados a ese triple impacto.

Las Naves es un centro de innovación social que trabaja para mejorar la vida de las personas.
Las Naves es un centro de innovación social que trabaja para mejorar la vida de las personas.

Col·lab se perfila como herramienta esencial en la ejecución de la estrategia Missions Valencia 2030 y su primera misión “València Ciudad Neutra”. ¿Hasta qué punto?

Col·lab y las nuevas políticas públicas con subvenciones vinculadas a la sostenibilidad constituyen las dos herramientas principales de la Delegación de Innovación y Gestión del Conocimiento del Ayuntamiento de València para iniciar de manera conjunta la transición que Europa promulga. El emprendimiento que se lleva a cabo en la aceleradora pública de triple impacto Col·lab no es solamente innovador sino imprescindible en la nueva economía verde, ya que apoya el crecimiento constante de las empresas que apuestan y usan la tecnología limpia o que se plantean que hay que crecer de forma circular y no lineal. 

Creemos que este tipo de emprendimiento es fundamental para tener éxito en la primera misión de innovación: conseguir que València sea climáticamente neutra antes de 2030 o, lo que es lo mismo, que sea capaz de absorber el 100 % de las emisiones de CO2 que genera. La ciudad tiene que transformarse para alcanzar esta misión y muchas de las transformaciones, cambios de hábitos o de formas de consumir vendrán de ideas disruptivas desde el talento de personas inquietas, emprendedoras y comprometidas con el impacto de su actuación en desarrollo de su actividad empresarial.

Acaban de lanzar la quinta edición de Col·lab. ¿Cuáles son sus primeras impresiones?

Nuestras primeras impresiones son realmente buenas. Ya han pasado más de 50 startups por la aceleradora pública Col·lab en las cinco ediciones que hemos puesto en marcha. Y hemos comprobado como, año tras año, han ido aumentando tanto las candidaturas de proyectos que querían formar parte de Col·lab, como el nivel de desarrollo del proyecto. 

Lo que hace unos años llegaba como una idea, en muchos casos ya lo hace con un desarrollo y planteamiento muy profesional. Además, observamos un incremento considerable de empresas con un claro enfoque vinculado a la creciente economía verde, ya sean empresas clean tech, de agroalimentación sostenible, de  nuevos servicios relacionados con la sostenibilidad tanto btb como btc, educación en el impacto medioambiental positivo…

¿Cuál es su relación con los demás agentes de emprendimiento de la ciudad?

Muy buena. Las Naves, a través de Col·lab, forma parte del Mapa de Entidades y Servicios al Emprendimiento de la Comunitat Valenciana, promovido por la Consellería de Economía a través de la Dirección General de Innovación Generalitat Valenciana. 

Asimismo, en este último año, hemos cocreado -con otras entidades- diferentes programas de mentorización en habilidades emprendedoras, como ‘Get Ready to Build Your Business’, con Florida Universitaria, o ‘Boost Your Pilot’, con la Universidad Politécnica de Valencia. 

Por otra parte, tenemos muy buenas relaciones con las principales asociaciones de empresas y startups, especialmente con aquellas que operan en la provincia de Valencia. Además, hemos promovido diferentes eventos del ecosistema emprendedor de triple impacto, como es el caso de las ‘B-Tardes Valencia 2021’, del movimiento B Corp, o la formación en multiplicadores B Corp que se ha celebrado en Las Naves junto a a B Lab Spain y Social Nest.

Cocrear, innovar… ¿Cuál considera el aspecto fundamental para emprender de forma exitosa?

Para el emprendimiento que buscamos desde Col·lab, es fundamental no perder el foco. Tener claro que cuando emprendemos y creamos una empresa no estamos hablando únicamente de crecer, sino en crear productos con valor que queremos que sean consumidos por consumidores, personas cada vez más conscientes y que confían y valoran a las empresas responsables auténticas y las premian con sus actos de comprar.  

Por eso las empresas que nacen con un propósito de compromiso en su ADN y que quieren dejar una huella positiva serán las de mayor éxito en el futuro. Startups que buscan crecer circularmente, generar empleo, permitir que el talento se proyecte en forma de soluciones de mercado innovadoras y, sobre todo, que el impacto se pueda ver en nuestro entorno social y medioambiental. En definitiva, proyectos que transforman las ciudades, nos transforman a nosotros porque nos ayuda a cambiar nuestros hábitos, y mejoran y transforman la vida de otras personas a través de la innovación.

Lo sentimos, no tenemos contenido actualmente.

X
X
X