«La misión es convertir València en el epicentro del mundo innovador»

Gonzalo Belenguer, director de Redit, reivindicó la «valencianía, como defensa del talento valenciano» | La ciudad dispone de siete centros tecnológicos «muy bien valorados»

Gonzalo Belenguer, director de Redit. F. BUSTAMANTE

Lluís Pérez

Un ecosistema enfocado a la innovación es una de las necesidades fundamentales para la transformación de las ciudades y, sin duda, una de las condiciones sine qua non para el jurado de los premios iCapital

En este sentido, València se erige como el tercer hub tecnológico de España. En los años 80, la urbe fue pionera en la creación de la primera red de centros tecnológicos del país; «una red que no existía y que, después, replicaron el resto de regiones de España».

Así lo explicó, durante su intervención en la jornada i-Talks en Las NavesGonzalo Belenguer, director de Redit (Red de Institutos Tecnológicos de la Comunitat Valenciana), quien aseguró que València sigue «siendo pionera», gracias a contar con la «principal red de apoyo la innovación de todo el país». 

Esa es la principal misión de la entidad que dirige y que cuenta con más de 54.000 empresas asociadas de manera permanente. Para ellas trabajan, para conseguir «mejorar su competitividad, creando espacios y territorios prósperos y sostenibles» y con un objetivo en mente: «convertir a València en el epicentro del mundo en innovación», permitiendo que las compañías valencianas «salgan al mundo y creen redes estables».

Gracias a la inversión en innovación, se han generado 129 millones de euros de retorno en cinco años

Gonzalo Belenguer, director de Redit

A pesar de que la innovación se despliega por toda la Comunitat Valenciana, es València la ciudad que aúna un mayor número de startups —el 99% son pymes o micropymes—, recogidas principalmente en siete centros tecnológicos dentro de la ciudad y, también, fuera de ella pero a menos de siete kilómetros del centro urbano.

Varios de estos centros tecnológicos trabajan estrechamente con industrias especializadas, como la del automóvil, «aportando valor a estas empresas» y ayudándolas en su propia transformación y digitalización; un factor que éstas, según Belenguer, «valoran muy positivamente», gracias a la capacidad de las start-ups valencianas de «ponerse en la piel del otro». 

En sus diez minutos de ponencia, el director de Redit incidió, ante todo, en el valor de las personas y el talento de los valencianos. «Trabajamos porque el valenciano que se despierta en la Malvarrosa y ve el atardecer en la Albufera, pueda desarrollar la innovación aquí para exportarla al resto del mundo».

Innovación sostenible

La inversión en I+D+i está al alza en la Comunitat Valenciana. Los datos de Redit lo reflejan, especialmente durante el último año, en el que se ha duplicado el número de proyectos en esta materia, pasando de los 1.500 a los más de 2.600.

No se trata de una inversión en balde, sino que repercute en el tejido empresarial valenciano. «En los últimos cinco años, hemos generado 129 millones de euros de retorno gracias a la apuesta en I+D+i», explicó Belenguer, quien reivindicó el papel de Redit: «Sin nuestra acción, no seríamos lo que somos, ya que las empresas no podrían competir».

Otra de las formas de retorno es apostando por la innovación sostenible, que ha generado un retorno de 7,64 euros por cada euro invertido en esta materia, con un impacto positivo de más de mil millones de euros.

Espíritu innovador

Al igual que Fermín Cerezo, el director de Redit expresó que València es una región innovadora por naturaleza, «forma parte de nuestra resiliencia». Entre otros hitos, recordó el primer vuelo de España en 1909, a cargo del cullerense Joan Oliver, o la creación del primer faro sostenible del mundo, en 2009.  

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
X
X
X