«Necesitamos que sigáis siendo innovadores»

La Generalitat Valenciana está trasladando el modelo innovador de València a otros 12 municipios valencianos | Campello considera que València tiene un modelo innovador «coherente e integrador con consenso social»

Marian Campello, secretaria autonómica de Innovación. F. BUSTAMANTE

Lluís Pérez

«Amáis València y os sentís parte de la propia ciudad». Para Marian Campello, secretaria autonómica de Innovación y Transformación Digital, este factor es clave para poder «generar empoderamiento, comunidad y liderazgo»; tres de las fortalezas de la candidatura de València para convertirse en Capital Europea de la Innovación.

«Amar València es ocupación, es trabajo; y permite que la innovación sea parte del ADN de València», recalcó. Como muestra de ello, quiso destacar la reinvención del antiguo cauce del río Turia, que un día pudo ser una autovía; la Ciutat de les Arts i les Ciències; e, incluso, las fallas, «que representan a un colectivo que defiende una expresión popular en diseño, reinvención e innovación constantes».

Campillo resaltó que el modelo de València ha integrado la innovación «de forma coherente» para transformar la ciudad y la vida de las personas. Pero, sobre todo, que lo ha conseguido con «consenso social y político»; un factor que «hará perdurar el proyecto» y con una idea clara: la colaboración público-privada, sin la que «la innovación no puede caminar».

Apostar por este modelo de ciudad es un éxito en sí para València, por lo que «no necesitáis el reconocimiento de Europa; ya sois una ciudad innovadora». Esto es posible gracias a disponer de «gente emprendedora, universidades punteras, una administración comprometida y una sociedad dinámica y participativa».

Aunque finalmente no se obtenga el premio, Campello defendió que la Comunitat Valenciana «necesita que sigáis siendo una ciudad innovadora, para seguir imitando vuestro modelo y continuar enamorándonos de València». 

Un modelo a replicar

La estrategia de València como ciudad innovadora se ha convertido en un referente para la Generalitat Valenciana, que ya ha exportado esta estrategia a otros 12 municipios de la Comunitat Valenciana. «Estamos copiando a València para innovar mediante diferentes misiones que cada municipio está definiendo», confesó Campello.

Para ello, el gobierno autonómico apuesta decididamente por  la digitalización, un camino «indispensable porque nos ayuda a vivir mejor y ser más eficaces».

Los retos de la innovación

A pesar de los múltiples beneficiosos de la transformación tecnológica de las ciudades, la secretaria autonómica también quiso resaltar los retos que ésta genera, entre los que enumeró la brecha digital —la Generalitat la combate con 12.600 bonos para personas en riesgo de exclusión y con cursos de formación a colectivos vulnerables—, la emergencia feminista, la crisis climática y la energética.

«Los retos actuales no podemos resolverlos sin la innovación porque nos no los habíamos tenido antes—, destacó—. Las soluciones tienen que ser nuevas y, por ello, la innovación tendrá un papel importantísimo». Además, quiso evidenciar el cambio de políticas, «más sociales»,  con los que se está afrontando la crisis, en comparación a las adoptadas en el año 2008, cuando «los que menos tenían, más lo pagaron».

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
X
X
X