Startups con triple impacto para construir ciudades más inclusivas y sostenibles

Startups con triple impacto para construir ciudades más inclusivas y sostenibles

Col·lab se ha consolidado como uno de los agentes estratégicos clave del ecosistema emprendedor valenciano y uno de los referentes en toda España, después de impulsar más de 50 startups en los dos últimos años
La aceleradora de Las Naves apoya a emprendedores y startups.

Jaume Vidagañ

«Personas innovando para personas». Esta frase recoge el espíritu con el que se puso en marcha y que ha guiado la estrategia, líneas de acción y proyectos desarrollados por y desde la aceleradora pública de proyectos de triple impacto Col·lab, del centro de innovación Las Naves

Considerada una de las herramientas clave de la ejecución de la estrategia de innovación urbana Missions València 2030, Col·lab ha impulsado más de 50 startups en los dos últimos años, un claro ejemplo de que la sostenibilidad económica, social y medioambiental no solo pueden ir de la mano, sino que se refuerzan y potencian mutuamente. Con estas experiencias, Col·lab se ha consolidado como uno de los agentes estratégicos clave del ecosistema emprendedor valenciano y uno de los referentes en toda España, por su foco en proyectos con triple impacto y su carácter público.

La entidad acaba de dar inicio a la quinta edición de sus programas de aceleración, que tienen una duración de seis meses, en los que se trabaja con quince equipos. La aceleradora de Las Naves da apoyo a emprendedores y startups que trabajan para aportar soluciones eficientes a los retos que se plantean en la evolución hacia nuevos modelos sociales y económicos más inclusivos, justos y sostenibles. La propia ciudad de València constituye un escenario perfecto para validar las propuestas.

Algunos de los retos abordados son la transición energética; el consumo de productos de proximidad y sostenibles; la moda responsable; la alimentación ecológica y saludable; la accesibilidad y la inclusión; la conservación del patrimonio cultural; la protección del medio ambiente; nuevas fórmulas de búsqueda de empleo, o el impulso a las profesiones creativas, entre otros. 

Entre las soluciones desarrolladas están un parking cerrado para bicicletas, vinculado a una App; un pantalón co-diseñado junto a personas con discapacidad; fuentes de agua contactless; digitalización del patrimonio cultural y arquitectónico; software para la transición energética y lucha contra el cambio climático, o una web de deporte femenino.  

Varias de las startups han logrado reconocimientos, nacionales e internacionales. Entre ellas, Esus Mobility, finalista mundial en Climate Launchpad, la mayor competición de startups de la economía verde y sostenible, con sus vehículos eléctricos ligeros de reparto; Skroller, ganadora en la fase internacional de los Quality Innovation Awards 2020, con su respaldo para patinetes eléctricos; o Green Urban Data, admitida en el programa Copernicus de la Agencia Espacial Europea y la Comisión Europea, por su software de inteligencia ambiental, operativo en varias ciudades y ganador del Dinapsis Benidorm Open Challenge.

Col·lab trabaja con tres programas: Pre-Aceleración (iniciativas que buscan la validación de su modelo de negocio); Aceleración (han iniciado la comercialización o están a punto de hacerlo); y Scale-Up (en proceso de consolidación del equipo y crecimiento). 

Durante seis meses, las startups aceleradas disponen de espacio de trabajo en instalaciones totalmente equipadas en Las Naves, en las que reciben mentorización por parte de reconocidos expertos en varios ámbitos: modelo de negocio (lean startup), oratoria, marketing y ventas, legal, responsabilidad social, metodologías de trabajo ágiles, tecnología, viabilidad y financiación, gestión de equipos, negociación y liderazgo y estrategia.

Además, los equipos se apoyan entre sí, a través de sesiones grupales, que se celebran tanto presencialmente como online, en las que se trabaja en un ambiente de co-creación, y pueden participar en diferentes acciones y eventos, como jornadas y encuentros de networking y con potenciales inversores. 

Los programas no tienen coste para los equipos y son equity free (sin cesión de capital social). Los mejores de cada edición reciben una aportación económica. En septiembre, las líneas de Col·lab se completaron con Agro·lab, primer programa de acompañamiento, mentorización y formación de iniciativas centradas en el sector agroalimentario con un enfoque de triple impacto.

Varias startups han logrado diferentes reconocimientos.
Varias startups han logrado diferentes reconocimientos.

Sinergias internas

Más allá de la progresión individual y resultados de cada equipo, en las últimas ediciones se han generado interesantes experiencias de sinergias y proyectos conjuntos entre startups, que suponen multiplicar el alcance e impactos reales.

En esta línea, destaca el proyecto de la startup de dinamización del sector de artistas falleros Valua y AI-Visión, que trabaja en sistemas de seguridad basados en inteligencia artificial. Creatividad y tecnología se une en un proyecto que permite integrar visualmente los sistemas de seguridad en cualquier recinto o evento, que se presentó en las Fallas de 2021.

Además, Col·lab colabora con otras entidades del ecosistema emprendedor, como Startup Valencia; B Lab Spain, que coordina el movimiento internacional B Corp en España; South Summit; la Fundación Social Nest; ACOEC-Asociación para la Cooperación Entre Comunidades; el CEEI (Centro Europeo de Empresas Innovadoras) de Valencia; la European Crowdfunding Network; Asociación Con Valores; el Grado Leinn de Florida Universitaria; la UPV y la Universitat de València, o Climate-KIC Accelerator (promovido en España por Avaesen). Además, está vinculada a iniciativas públicas de impulso a la innovación, como LLAMP (iniciativa de Conselleria de Economía para impulsar el emprendimiento con innovación social y tecnológica) y los programas del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace), entre otras.

Col·lab es ejemplo de que el trabajo en red, las alianzas y la colaboración público-privada-ciudadana son el camino para impulsar una innovación con impactos reales positivos y avanzar en la construcción de las ciudades del futuro: más sostenibles, saludables, compartidas y emprendedoras, tal y como marca la estrategia de innovación Missions València 2030. 

Lo sentimos, no tenemos contenido actualmente.

X
X
X