Col·lab, la aceleradora pública de triple impacto al servicio de la misión climática

Col·lab, la aceleradora pública de triple impacto al servicio de la misión climática

Col·lab elige cada año a profesionales y compañías de nueva creación que trabajan para que València sea una ciudad más saludable, sostenible, compartida y emprendedora
Col·lab es una de las herramientas con las que cuenta Las Naves en la estrategia Missions València 2030.

La innovación, presente desde hace siglos en la humanidad, mira ahora en una dirección concreta. Y, como se define en el título de estas nuevas jornadas de i-Talks, busca transformar las urbes a través del emprendimiento con triple impacto: económico, social y medioambiental.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y las misiones de innovación puestas en marcha por la Unión Europea han abierto el camino (y los ojos) a gran parte de la sociedad civil, la empresa privada y el sector académico. Y los han alineado para tratar de que acuerdos como los alcanzados en las cumbres climáticas no queden solo en meras intenciones.

Porque no debemos olvidar que todos estos avances persiguen mejorar la vida de las personas. Y esto solo podrá darse si todas las acciones confluyen a la vez, por lo que debe establecerse una estrategia global.

Col·lab, ubicado en el centro de innovación Las Naves del Ayuntamiento de València, es la primera aceleradora pública de triple impacto (social, económico y medioambiental) que escoge e impulsa proyectos de varios campos, entre ellos el de la sostenibilidad. Y que, año a año, elige a profesionales y compañías de nueva creación cuya finalidad esté alineada con la intención de que la capital del Turia sea una ciudad más saludable, sostenible, compartida y emprendedora.

Cabe recordar que  Col·lab es una de las herramientas con las que cuenta el centro de innovación Las Naves para contribuir a la estrategia Missions València 2030. Una estrategia consensuada por el 97 % de los representantes políticos, incluidos los partidos mayoritarios de la oposición. Col·lab y las nuevas políticas públicas con subvenciones vinculadas a la sostenibilidad constituyen las dos herramientas principales de la Delegación de Innovación y Gestión del Conocimiento del Ayuntamiento de València para iniciar de manera conjunta la transición que Europa promulga.

Proyectos sostenibles de Col·lab

En este sentido, diversos proyectos impulsados en los últimos meses en Col·lab ya han nacido alineados con esta premisa, acercando soluciones posibles a uno de los retos más importantes de la ciudad para la próxima década: que sea climáticamente neutra.

Yhood es una plataforma que visibiliza al comercio local.
Yhood es una plataforma que visibiliza al comercio local.

Yhood es una plataforma de triple impacto que da visibilidad al comercio local, humaniza los barrios y dirige a la sociedad hacia un consumo responsable, con propósito y reduciendo la huella de carbono en la distribución de mercancías.

Llum se ubica en la nube. Basada en blockchain, traza, gestiona y comparte la electricidad proveniente de fuentes renovables. Gracias a esta solución pretenden disminuir el precio casando oferta y demanda entre productores y consumidores, tales como comunidades de vecinos, empresas y ayuntamientos, promoviendo el consumo de energías no contaminantes.

La Central de Compras Ecológico Valencia se surte de productos ecológicos, de proximidad y respetuosos con el medio ambiente, ofreciendo un paquete de servicios a productores y empresas del sector con el objetivo de facilitar la gestión comercial, crear sinergias, extender este modelo de consumo y reducir la huella de carbono de la distribución agroecológica.

El Balcón Verde está desarrollando un sistema hermético integrado por panel solar generador de electricidad e invernadero generador de calefacción y ventilación pasiva para mejorar la eficiencia energética de las viviendas.

Fibsen investiga y desarrolla sistemas inteligentes de sensores de fibra óptica para el sector del agua, capaces de monitorizar en tiempo real y formular analíticas predictivas de la calidad del agua y la salud estructural de las infraestructuras, a bajo coste y consumo energético.

Veniboo es una startup que ha creado un mueble sostenible inspirado en la tradición valenciana, hecho con medios artesanales y materiales naturales, para promover el consumo de frutas y verduras y reducir la energía utilizada en la fabricación de este mobiliario.

Agri Cultura es una iniciativa emprendedora que propone la creación de un centro educativo y cultural en agroecología y permacultura para formar a la nueva generación de personas agricultoras en prácticas agrícolas más sustentables y generadora de una menor huella de carbono. 

Y Tornem nace centrada en la creación de eventos culturales que promueven un cambio social: la necesidad de reducir nuestro impacto en el entorno. Con esa experiencia, trabajan con otras entidades minimizando su huella de carbono y de residuos, y desarrollan actividades de educación ambiental.

Todas ellas, y las que se sumarán, cumplen el perfil de empresas con propósito, conscientes y comprometidas. Y buscan satisfacer, con un impacto directo en el territorio valenciano, las denominadas 3 P: People, Planet y Profit.

En definitiva, el emprendimiento que se lleva a cabo en la aceleradora pública de triple impacto Col·lab no es solamente innovador sino imprescindible en la nueva economía verde, ya que apoya el crecimiento constante de las empresas que apuestan y usan la tecnología limpia. Su rol es fundamental para convertir a València en una ciudad más sostenible.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
X
X
X